viernes, 19 de diciembre de 2014

TARTA RED VELVET

NÚMERO DE PERSONAS
8
TIEMPO DE PREPARACIÓN
60 min + 3h de refrigeración del FROSTING
MATERIAL NECESARIO
3 Cuencos, batidora con varillas, exprimidor, lengua, cuchillo, báscula, cuchara pequeña, horno
INGREDIENTES
BIZCOCHO
320gr de leche
zumo de 1/2 limón
300gr de harina
10gr de cacao puro en polvo
4gr de levadura química en polvo
2 cucharaditas de bicarbonato
1 cucharadita de sal
3 huevos L
370gr de azúcar
330gr de aceite de girasol
2 cucharadillas de esencia de vainilla líquida
2 cucharaditas de colorante rojo en gel
1 cucharadita de vinagre vino blanco
FOSTING
350gr de azúcar glass
120gr de mantequilla a temperatura ambiente
400gr de queso untar
1 cucharadita de vainilla
PREPARACIÓN
1.   En un cuenco, mezclar la leche con el zumo de limón y dejar reposar unos 10 minutos para que se corte.
2.   En otro cuenco mezclar bien la harina, el cacao, la levadura, el bicarbonato y la sal.
3.   En otro cuenco, batir los huevos con el azúcar.
4.   Precalentamos el horno a 180ºC.
5.   En el cuenco de los huevos, añadiremos el aceite, la vainilla, el colorante, el vinagre y leche cortada y batiremos bien con las varillas.
6.   Agregaremos la mezcla de harina y batimos bien hasta que quede una mezcla homogénea y sin grumos.
7.   Vertemos la masa en dos moldes iguales de unos 18-22 cm.
8.   Horneamos unos 40 minutos. Para comprobar que el bizcocho esté cocido, lo pincharemos con un palillo y si éste sale limpio, ya estará.
9.   Dejar enfriar y desmoldar. Cortamos el bizcocho en dos capas.
10.        Para preparar el FROSTING, batiremos bien el azúcar glas con la mantequilla, el queso y la vainilla hasta que esté bien integrado. Refrigerar unas tres horas.
11.        Untamos cada capa del bizcocho apilándola sobre las otras y cubrimos con el resto del frosting.
12.        Decoramos la tarta según deseemos.
OBSERVACIONES
Esta tarta está mejor hecha del día antes.
Congela perfectamente.
Podemos triturar parte del bizcocho para hacer una cobertura o cubrir los bordes con él.
El colorante enrojece mucho la masa, pero al hornearla, pierde intensidad así que si queremos un color rojo más vivo, ha de tener bastante colorante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

© FIEL A LA COCINA, sitio web creado por Daniel Balaguer